Peru · 4 Days · 22 Moments · June 2015

Catalina Franco

Viaje de Catalina a Perú


25 June 2015

Estuvimos aproximadamente una hora, recorriendo el lugar tomando fotografías, nos dijeron que podríamos subir en una lancha en dónde ellos se trasnportaban, perp debiamos pagar entonces nos quedamos en la isla, la verdad no hay mucho que ver, estabamos espetando que nuestra siguiente parada la isla del sol y la luna fuera mucho mejor.
Llegamos al terminal y nos estaban esperando las personas de la agencia de viajes, nuestro tour iniciaba a las 7a eran las 5 temíamos muy poco tiempo y lo principal era bañarnos llevábamos mas de 24 horas sin bañarnos y el día en machupichu había sido muy intenso, buscamos un hotel rápidamente, y les pedimos que nos esperaran quedaba 20 minutos para las 7, el hotel era muy bonito y el precio fue bastante económico, después de una buena ducha, salimos sobre el tiempo y nos esperaba un carro con otras personas, llegamos al lago Titicaca y el frío era demasiado, apresar de que el cielo estaba azul y empezaba a salir el sol, tomamos muchas fotos del lugar el recorrido en un barco o ferry, y nos acostamos a dormir, el barco iba tan lento que no se sentía nada, fue un muy buen sueño nos demoramos mas de una hora en llegar a la islas flotantes o los uros, al llegar a ese lugar nos recibieron los lugareños, nos explicaron su forma se vida y nos vendieron artesanias.
Llamamos al taxista que siempre nos llevaba y como raro llegamos a tiempo a nuestro bus, los gringos no estaban dedujimos que no habían alcanzado a llegar. Para el viaje de cuzco a puno, me fui bien abrigada en piyama y nos acostamos a dormir llegaríamos a las 5 am y a las 7 am nos recogían del tour a lago titicaca y islas flotantes uros. No pude dormir muy bien pero descance

24 June 2015

Iniciamos el descenso de machupichu, nos faltó conocer una montaña, pero en realidad estábamos cansadas, bajar no fue tan duro como la subida pero siempre nos demoramos, y más porqué llevaba unos zapatos en el que se sentían las piedras, pensabamos y no sé porqué que el tren de vuelta a la hidroeléctrica salía a las 230, pero cuando llegamos al hotel después de un duro y largo camino nos dimos cuenta que el tren salía a la 115 y era la 1 de la tarde, nos tocó correr como nunca y llegamos a tiempo, nos sentiamos tañ agotadas que solo pudimos comer un refrigerio que habíamos comprado con aterioridad, al llegar a la hidroeléctrica nos encontramos nuevamente con los gringos y dijeron que querían ir con nosotras a puno al lago Titicaca, les dimos las instrucciones de la hora y lugar que salía nuestro bus. Nuevamente hicimos todo el recorrido en bus fue eterno, nuestro bus salía a las 10 pm casi lo perdemos llegamos a cuzco y de inmediato cogimos nuestras maletas ya lista.
Después de escuchar toda la historia de Machupichu, nuestro guía dijo que podíamos recorrer el lugar solos, nos despedimos de nuestros nuevos compañeros y con ingrid fuimos a tomar las respectivas fotografía, el sol era fuerte y en Machupichu hay muchas subidas y bajadas y como nosotras ya veníamos caminando estábamos muy cansadas por lo que nos tocaba descansar continuamente, teníamos agua pero esta se terminó, nos toco comer una naranja que llevabamos y un guia del lugar nos vio y nos advirtió que no podíamos dejar ningún residuo ahí o tendríamos que salir de Machupichu, en el lugar se encuentran gente de todo el mundo y personas de todas las edades y como un dato adicional es que al entrar a Machupichu se puede pasar el pasaporte y te ponen el sello de Machupichu ya que es otro lugar, nosotros no sabíamos y no lo hicimos.
Nuestro guía era muy amable y nos explicó muy bien la historia de Machupichu, antes de eso todos los del grupo nos presentamos habían, chilenos, españoles, ecuatorianos, un italiano y nosotras las colombianas. Caminando por el lugar encontramos un gringo al que ingrid le había pedido una indicación pero el la había ignorado, entonces nos referíamos a él como el pinche gringo puñetero; le dije a ingrid mira a él pinche gringo puñetero y justo detrás de nosotras habían dos gringos y uno dijo "what" a partir de ese momento empezamos hablar con esos dos gringos bueno intentamos ya que nuestro ingles no era muy bueno y el español de ellos tampoco, sus nombres eran Gabe y Eli, fueron excelentes compañeros en nuestro recorrido por Machupichu y querían viajar con nosotras a la isla de los uros pero no alcanzaron al bus. Al llegar tan temprano a Machupichu pudimos observar la salida del sol lo que fue hermoso.
Nos demoramos una hora subiendo, pero es que Francho nos llevaba al trote como se dice coloquialmente en Colombia, hicimos pocas paradas para tomar agua y porqué en realidad el cuerpo no daba para más. Finalmente llegamos a la entrada de Machupichu habían bastantes personas, pero no como decían que nos ibamos a demorar una hora haciendo fila para entrar, esperamos nuestro guía y que llegaran nuestro compañeros la cita era a las 630, nosotros llegamos faltando 10 para las 6 am. Pasada las 640 dimos inicio a nuestro recorrido por Machupichu y al verlo fue de las cosas más maravillosas que he visto en mi vida, la imponecia y majestuosidad del lugar te deja sin habla, no sentí la energía de la que todos hablaban, pero me gustó lo que vi y mucho!! sentí muchas ganas de llorar al ver que estaba cumpliendo uno de mis sueños, sinceramente no creía que yo estuviera ahí.
A las casi dos de la mañana nos levantamos para arreglarnos y salir rumbo a Machupichu, nos tocó bañarnos con agua super fría, dejamos nuestra maleta lista y salimos desayunamos, el tipico desayuno de los hoteles, te, leche, agua caliente pan duro mantequilla y mermelada, nos encontramos con leo y francho y salimos a emprender nuestra caminata rumbo al mágico Machupichu, obviamente todo estaba muy oscuro, menos mal Francho llevaba una linterna así que nos alumbró el camino, muchas personas iban con nosotros empezamos a subir mucha escaleras y demasiado empinadas un recorrido bastante difícil, ibamos muy abrigadas con bufandas guantes y abrigos que pronto nos quitamos, en el camino nos encontramos con una chilena que era compañera de carro, y con unas alemanas, ecuatorianas y brasileras, el camino es dividido en partes y solo son escaleras, piensas que ya llegaste a la cima, pero no inicias otro recorrido de escaleras unas más empinadas que las anteriores, el ritmo de Francho era bueno

23 June 2015

Nos dijeron que si queríamos tomar un bus que nos llevaría hasta la entrada de Machupichu, o preferíamos ir caminando, nos advirtieron que la subida era dura, y que si queríamos desde las 430 am, salían los buses en la estación; nosotras para ahorrar gastos decidimos ir caminando, así que nos pusimos cita con Francho y leo a las 430 en el lobby del hotel. Después de cenar y comprar los tíquet fuimos a recorrer el lugar y tomar fotografías, regresamos al hotel a descansar ya que al día siguiente nos esperarían muchas cosas maravillosas por conocer.
Aguas Calientes es un lugar muy hermoso, con una arquitectura como de los Alpes suizos, en la plaza central hablamos con una pareja de chilenos, y las cuatro chilenas que venían en nuestro carro, el guía nos llevó al hotel que no era muy bonito, nos tocó en un cuarto que no le servía las tomas de la luz y el agua era fría, un dato curioso es que a pesar de que el lugar se llama aguas calientes, nunca hubo agua caliente, nos cambiamos de cuarto y nos quedamos en uno de una sola cama, pero con el frío que estaba haciendo dormir juntas no fue un problema, salimos a cenar en un lugar muy bonito, y la comida por fin toda me gustó desde la sopa hasta la bebida que fue una cerveza pilsen. Compartimos historias con nuestros compañeros de carro todos eran muy amables, compartimos contactos para próximos viajes y salimos a comprar los tíquets a Machupichu, nosotras llevabamos un carnet de la universidad pero no decía la fecha de validez por lo que no nos hicieron el descuento respectivo.
Iniciamos nuestro recorrido, en el carro conocimos un español Francho y al colombiano leonardo que también es de Bogotá, nos fuimos caminando con ellos, desde que yo me bajé del carro vi un muchacho extranjero demasiado lindo que me miraba, pero no le puse mucho cuidado ver hombre lindos se había convertido en algo totalmente normal para nosotras, pero esa es otra historia; la caminata fue dura por qué la maleta pesaba mucho, leo nos ayudaba y se quedaba conmigo, Ingrid está acostumbrada a caminar rápido por lo que se fue con el español rápido y se quedaba esperándome en algunos lugares nos demoramos casi dos horas y media en llegar a aguas calientes, y aunque fue un camino duro debo decir que fue el mejor recorrido que hice en mi vida.
Finalmente después de casi 6 horas llegamos a la hidroeléctrica, y al puesto de control de Machupichu, todos hablaban de lo difícil y larga que iba hacer la caminata hasta agua caliente, nosotras llevábamos una gran maleta lo que nos preocupaba más, decidimos turnarnos una hora la llevaba yo la otra ingrid, empecé llevándola yo. En el lugar habían muchísimas personas de diferentes partes del mundo era impresionante la cantidad de personas que hacen este recorrido, y yo nunca pensé que en este lugar conocería a alguien que le cambiaría el sentido a mi viaje a por lo menos lo hizo más interesante y estoy segura que nunca olvidaré.
El viaje es muy largo y la carretera estaba llena de curvas, solo eran cuervas, yo no sufro de mareo pero pensé que me iba a vomitar, menos mal que me dormí, después salimos de la avenida del la calle en asfalto y empezamos a bajar por un camino estrecho sin pavimentar demasiado peligroso con abismos al lado, solo pensaba cuantos accidentes ocurrirían en ese camino, confieso que sentí mucho miedo y pensé que podíamos morir, finalmente paramos para almorzar y otra vez el problema con la comida esta ya estaba paga con el tour por lo que el menú no se podía cambiar era una sopa horrible probamos dos cucharadas y la dejamos el siguiente plato era pasta con papa y milanesa, la milanesa no me gustaba el solo nombrarla me daba nauseas, pensé que otra vez no almorzaría pero la pasta estaba buena me la comí toda y mi amiga fue a comprarme frutas solo habían granadillas y agua, las compramos pues sabíamos que la caminada iba a ser muy dura o eso habíamos escuchado.
El bus hizo una parada para que nos pudiéramos tomar fotos, el frío era impresionante sentía que se me congelaban los dedos, y más que yo me quité el abrigo para las fotos. El paisaje vale la pena es demasiado hermoso e imponente.
Es mañana mi compañera tenía miedo de que nos hubieran robado el dinero y nunca nos fueran a recoger para realizar el tour, afortunadamente se equivocó y ellos llegaron muy puntuales, al subir al carro habían como 4 chicas en la silla de adelante, ingrid las saludó pero nadie respondió eran chilenas, después se subieron unos gringos creo y un colombiano que se sentó con nosotras, hicimos en una para en un lugar para desayunar al lado de la parada del tren, nosotras llevabamos nuestro propio desayuno por lo que nos dedicamos a tomarnos fotos, después de eso continuamos nuestro camino con un paisaje maravilloso de muchos nevados su nombre el nevado verónica.

22 June 2015

Decidimos almorzar en un restaurante argentino donde ofrecían un buen menú que venía con la bebida incluida cosa que es extraña en los restaurantes de Cuzco, en Colombia la bebida siempre viene incluida en las comidas, el lugar era muy lindo como un pub, pedí pasta con algo que no recuerdo sugerencia de la mesera, ingrid pidió pollo con salsa de maracuya y papas a la francesa, la comida estaba rica solo que mi pasta era picante y no me gusta el picante por lo que comí poco, nuevamente la comida para mí había sido un desastre, salimos del lugar y fuimos a comprar mas artesanías y a seguir conociendo, luego compramos comida para llevar a nuestro viaje del día siguiente y comer en la noche compramos agua bonyurt ponque, frutas muy dañadas las únicas que habían, volvimos al hotel a descansar y preparamos las maletas que llevaríamos a Machupichu, y dejamos lista la maleta que llevaríamos a Puno y Bolivia
Esa mañana salimos a caminar por cuzco, antes desayunamos en el hotel, el desayuno era gratuito y constaba de leche o té, con pan super duro, mantequilla y mermelada. La mañana era soleada y habían muchas actividades en la plaza de armas, las personas que tienen alpacas se muestran muy amables contigo y empiezan foto, foto y después que te tomas las fotos, se ponen agresivas a cobrar dinero y piden mucho, eso es molesto, tomamos muchas fotos de los lugares y cotizamos agencias para visitar Machupichu. Volvimos al hotel y allí llamamos al taxista que conocimos en el aeropuerto ya que él se ofreció a llevarnos a una buena agencia y a cambiar dinero a buen precio.
Recorrimos todo Cuzco, hasta la plaza de mercado, el sol ayudó muchísimo, compramos llaveros, esferos y collares, tomamos muchas fotos hasta que ya teníamos mucha hambre, yo tenía miedo de comer ya el solo olor de la comida me producía nauseas, es que ellos cocinan con un tipo de yerbas que le dan un olor peculiar a toda la comida, debo decir que estaba muy preocupada por la comida, empezamos a buscar lugares bonitos, pero cuando entramos a uno miramos el precio entonces nos dimos cuenta que no nos alcanzaba el dinero, nos habíamos gastado todo en bufandas, guantes y recuerdos, entonces volvimos al hotel por dinero, pero antes miré cuánto costaba una ensalada de frutas y me di cuenta que las ensaladas no eran como en Colombia con muchas frutas aquí solo tenían banano y fresa, en Cuzco casi no hay frutas fue una noticia triste ya que a mi me encantan las frutas.
Fuimos a cambiar dinero y a un muy buen precio o eso dijo ingrid quién era la que se encargaba de toda la economía, yo nunca entendí jajja después el taxista nos llevó donde una mujer que era la encargada del tour a Machupichu eso si antes nos dijo el taxista que siempre le dijéramos que dejara el tour más barato del precio que nos daba. No recuerdo cuanto nos costó el tour que fue el siguiente: nos recogían a las 730 am en el hotel, y de inmediato empezabamos el recorrido hasta Machupichu nos dejaba en la hidroeléctrica, ahí caminabamos hasta aguas calientes por las vías del tren, al llegar a aguas calientes teníamos estadía en un hotel una noche, cena y desayuno, la entrada a Machupichu la teníamos que pagar nosotros y en Machupichu tendríamos nuestro guía, después regresabamos en tren a la hidroeléctrica y posteriormente en bus hasta cuzco. Adicionalmente pagamos un tour en Puno para ir a lago Titicaca, isla de los uros y la isla del sol.

21 June 2015

Llegamos a un bar que creo que nunca conocimos el nombre, el lugar no estaba lleno, pero era evidente que se iba a presentar una banda, por lo que el sitio se fue llenando, personas de diferentes partes del mundo fueron llegando al lugar. La banda de la que tampoco recuerdo el nombre era muy típica del país, utilizaban instrumentos muy bizarros, eran muy hippies, nosotras morimos de la risa y con el pasar de los minutos le encontramos el gusto a esa música, aunque nunca dejamos de reír, aclaro que la música es excelente y es un grupo talentoso, además de que tienen gran fanaticada en minutos el bar se llenó no entraba una persona más en el lugar. Después de la presentación de la banda y de que él vocalista dijera "esas parceras colombianas si son burlonas"jaja nos pusimos a bailar, en el lugar ponían música crosover. Debo decir que es el primer bar en el que bailé con abrigo y bufanda por el frío tan terrible que hacía, a la 1 am salimos del lugar.
El frío era demasiado, salimos a conocer la Plaza de Armas y a comer algo, habían muchos extranjeros algo que era nuevo para nosotras, los restaurantes que eran bonitos tenían precios costosos y como era nuestro primer viaje nos daba miedo gastar de más y quedarnos sin dinero, decidimos cenar en un lugar en el que vendían comida similar a la de Colombia y no era demasiado costoso, pero lastimosamente la comida fue horrible demasiado grasosa y un sabor feo. Para quitarnos ese mal sabor decidimos salir y tomar una cerveza cusqueña o pilsen las tradicionales en Perú.
Al llegar al aeropuerto de cuzco, encontramos un taxista que nos llevó a un hotel de muy buen precio, él taxista fue muy amable y nos dijo las principales actividades para hacer y nos recomendó una señora para realizar la visita a Machupichu. Algo que nos impresionó muchísimo fue la amabilidad de las personas en cuzco.