Italy · 6 Days · 7 Moments · August 2018

Vacaciones de Paco en Italy


8 August 2018

Hoy hemos desayunado en casa de Gianni. La mamma nos ha preparado un café, fruta y algo de bollería. Nos pusimos de camino a una localidad muy conocida que es Ragusa Ibla. Allí paseamos por sus calles principales y subimos al Duomo de San Giovanni. Resulta muy teatral porque los laterales están cubiertos de unas cortinas rojas muy parecidas a telones de teatro. Luego subimos hasta lo más alto del pueblo para después descender y poner rumbo a Noto. Esta ciudad es pequeña pero muy bonita en su arquitectura, tanto civil como religiosa. Es representante del barroco de la provincia de Ragusa y los edificios del centro son grandes, majestuosos, como si en el pasado todos hubieran tenido una gran importancia en la vida de la ciudad. Comimos en un negocio pequeño que hace comida típica: arancine y foccacie. El siguiente sitio al que hemos venido es la playa de San Lorenzo que por estos lares es vendida como la de las Maldivas... Lo último fue pasarnos por Mazamemi, un pueblecito junto al mar.
Hemos dejado Canicattí y nos hemos dirigido a Módica. En el camino nos hemos detenido en Caltagirone, una ciudad Patrimonio de la Humanidad que se dedica sobre todo a la cerámica. El número de negocios dedicados a vender cerámica era mayor que el de bares y tiendas de comida juntos. Hemos subido una escalinata larguísima hasta la catedral. El descenso ha sido desde el lateral de esa cima hasta desembocar en una tiendecita donde hemos comprado Dos bocatas y nos los hemos comido en un parque. Llegamos a Módica y, todavía sorprendidos por la bonita habitación, nos dirigimos a Scicli, una animada población turística donde en en tiempo récord hemos visto varias iglesias, tomado un vino blanco, comprado un libro y un camiseta en la librería Don Chisotte, subimos el Barrio alto de la ciudad hasta alcanzar la cima y ver una panorámica desde lo más alto. Luego cenamos una pizza en Pura Follia y estamos de vuelta para charlar con Gianni sobre nuestros planes para mañana.

6 August 2018

Día 5. Copiar de IG

5 August 2018

Nuestro cuarto día en Sicilia nos ha llevado a Piazza Armerina. Nos jugamos la integridad física y la del coche durante casi 30 kms de carretera en un estado horroroso. Llegamos a nuestro destino para visitar la Villa Romana Casale y luego al pueblo, la propia Piazza Armerina. Un pueblecito precioso enclavado en la cima del monte, que hemos escalado hasta llegar al Duomo. Allí nos ha sorprendido una tormenta de verano y en un café tomamos una cerveza con un Arancino y un taglio de pizza de espinacas. Cuando escampó un poco cogimos el coche para ir a Enna, que estaba aún más alto en otra montaña. Conseguimos aparcar y a pie vimos una torre y nadie en las calles. Supongo que al ser domingo y con una tormenta eléctrica sobre nuestras cabezas fue razón de más para visitar una Enna fantasma. Antes de desistir, intentamos visitar la catedral en la cima y valió la pena: es preciosa. Luego intentamos salir de allí y en Canicattí estuvimos 10 minutos por la falta de interés que nos despertaba.

4 August 2018

Salimos después de desayunar de Marsala y nos dirigimos a nuestro destino: Canicattí. Antes nos detuvimos en Selinunte y vimos los diferentes templos y la acrópolis bajo un sol que nos quemaba. Cuando nos dirigíamos a la acrópolis, dejamos a nuestra izquierda la playa con muchos bañistas. Al llegar a la cima del monte, nos tomamos dos granitas. Yo una “granita de mandarino” y Javi una “granita en brioche”. Retomamos la marcha hasta acabar exhaustos y sudando. Al cabo de casi tres horas de visita nos fuimos para Sciacca, una población costera que nos cogía de camino. Allí comimos en un restaurante en una plaza donde solo estábamos nosotros bajo un parasol del restaurante “La Matrice”. Al terminar, nos detuvimos en el Café del Corso y Javi se pidió un helado de Fragola y yo un espresso. Nos encaminamos al coche y nos dirigimos a la playa. Era una playa familiar que cubría solo hasta las rodillas, aunque era de arena y sirvió para descansar. Al rato nos fuimos para Canicattí.

3 August 2018

Hoy hemos ido a Trapani y luego a Erice. La primera resultó ser una ciudad costera un poco desordenada, con el evidente paso del tiempo y un par de calles céntricas muy chulas (Vía Garibaldi y aledañas). Antes de comer pusimos rumbo a Erice, que está en la montaña. En coche tardamos como media hora, a pesar de que eran solo 14 kms, pero por una carretera serpenteante. Sacamos un pase de 6 monumentos por 6 euros y recorrimos el pueblo. Paramos para comer y al final del tour, decidimos bajar. Nos paramos en unas salinas, famosas por el modo natural y tradicional de sacar la sal. Después, última parada, nos fuimos a Trapani para bañarnos en la playa y ver el atardecer. Paseando de nuevo por el centro de Trapani, nos perdimos en unas callejuelas y nos tomamos una cerveza y un mojito sin alcohol. Después nos pusimos rumbo a casa.

2 August 2018

Día 2 de agosto. Llegamos al aeropuerto de Palermo desde Málaga. Todo tranquilo hasta que llegamos a alquilar el coche.