New Zealand · 4 Days · 10 Moments · October 2017

Aventura #daniysilvia23s NZ Parte 2


6 October 2017

Christchurch

5 October 2017

Black on grey. Geraldine
Queenstown-Geraldine Lago Pukaki Monte Cook Glaciar Tasman Lago Tekapo

4 October 2017

Milford Sound
Queenstwon-Milford Sound Por supuesto, hoy toca actividad reservada y nos hace malo. En Queenstown hay solete a las 7am, pero tras 5h de autobús, nos espera de nuevo Mordor... podríamos llamar al sitio Mordor Sound en vez de Milford. Durante las 5h de bus, el conductor NO PARA de hablar de todo un poco (o un mucho). Menos mal que va parando para ver Lagos espejo (lloviendo, así que de espejo, nada) y tener la oportunidad de ir al baño. El fiordo de Milford Sound es alucinante! Lleno de cascadas por todos lados. Aunque se valoran menos porque diluvia. Pero son torrentes de agua que alimentan el fiordo desde una altura de 800m, así que por mucho que nos mojemos, hay que salir a ver con nuestros propios ojos. Qué frío pasamos, pero merece la pena por ver focas y pingüinos que viven en el fiordo! A la.vuelta ya estamos secos y decidimos hacer cata de hamburguesas: Fergburger vs Devil Burger. Gana Fergburger por goleada!Dicen que es la mejor hamburguesa de NZ y del mundo... podría ser

3 October 2017

Wakatipu Apartments Antes de llegar nos habían dado las indicaciones para entrar al apartamento. No vimos a nadie ni hablamos con nadie: la llave estaba en una caja fuerte a la entrada de la casa de la que teníamos la contraseña. Así que fue fácil. Esta muy bien y en 7 minutos andando estás en el centro de la ciudad, así que nos viene fenomenal para olvidarnos de coche.
Queenstown La llegada a la ciudad es genial! De repente te encuentras con un paisaje de película. Parece un cuadro con tanto color y tanta perspectiva! Yo me quedo tonta mirándolo porque me parece el mejor paisaje que he visto nunca, con la luz perfecta y todo en sus sitio. Precioso! Luego vemos que se trata de una de las localizaciones de la Tierra Media en el señor de los anillos. No me extraña! La ciudad nos sorprende (para muy bien). Es una ciudad viva, hay gente por las calles y bastante comercio y agencias. Es la capital de la adrenalina y se nota. Comemos en un fish&chips muy famoso y nos sabe a gloria, así que ya hemos cargado pilas para pasear por el parque de la ciudad y dar un garbeo por allí. Nos tomamos unas cervezas en The World, compramos unos donuts en Buns&baggles para cenarlos en la habitación con una lechiña y a dormir, que mañana nos toca madrugón.
Desde el pueblo donde cogemos el helicoptero hasta Queenstown tenemos varias horas. Pero son horas de coche viendo lagos fabulosos, montañas increibles y mucho mash verde. El lago Hawea no es de los más famosos del país pero es muy chulo. Hace sol, así que nos comemos unos sándwiches en la orilla y disfrutamos de la paz y tranquilidad que dan los lagos de esta país. Llegamos a Queenstown antes de lo esperado, así que podemos ver la ciudad con tranquilidad y descansar de coche, que llevamos varios días y mucho kilómetros.
Estamos montados en un helicóptero! !! Pequeñito, pero un helicóptero! Nuestro piloto, que no sabemos ni cómo se llama, nos dice que esta mañana ha estado transportando kiwis (los pájaros, no la fruta) que tienen registrados para controlar la colonia que hay. El paseo comienza a baja altura, sobrevolando un valle ancho. Como experiencia, es genial sentirte como un pájaro por el valle. Pero lo genial llega cuando nos sube a los picos de los Alpes y cruzamos la divisoria. Guauuuuu!!! Increíble! ! Picos nevados a nuestros pies y una bajada espectacular que da hasta vértigo. Me encanta esa sensación! Hacemos un aterrizaje en tirabuzón para ver los picos desde abajo y es sobrecogedor. Y vuelta al punto inicial. Salimos con una sensación muy buena de nuestro primer (y único, de momento) paseo en helicóptero.
Haast-Queenstown Otra jornada de viaje que nos deparará sorpresas. A lo largo de la carretera vamos encontrando cascadas, miradores, puentes de hierro al más puro estilo "los puentes de Madison", hasta que, de casualidad, vemos un cartel en Makarora con un helicóptero. Hace un sol radiante, hay un helicóptero, y nos dicen que nos dan una vuelta sobrevolando los picos de los Alpes del Sur por un precio muy bueno. No podemos decir que no! Es ahora o nunca. No vamos a hacer un trekking por el glaciar, pero la experiencia merecerá la pena. Nuestro piloto nos lleva al mini-helicóptero que nos hará sentirnos pájaros. Nos sentamos delante y comienza el paseo!