New Zealand · 7 Days · 34 Moments · September 2017

Aventura de #daniysilvia23S por NZ parte 1


2 October 2017

Heartland Heritage Motel El motel es un complejo con restaurante, cafetería e incluso columpios (con un tobogán de unos 3m de altura y casi vertical -un poco peligroso para niños...-). Está bien! Decidimos cenar en el restaurante del hotel para no coger más coche, y acertamos! Como es la temporada del whitebait, y el sitio es especialista en venado, elegimos tortillas de whitebait y venado en salsa de frutos rojos. Muy rico todo! Y de nuevo unas cervecitas kiwis!
Haast Si las ciudades de NZ nos parece que están como "desperdigadas", Haast se lleva la palma. Agrupaciones de 4 edificios separados 1km entre mininúcleos. Resulta que la región de Haast es Patrimonio de la humanidad por la UNESCO, y pensábamos que la ciudad tendría algo más, pero en parte ahí reside este título, en la naturaleza en estado puro que se respira en la zona, hasta en la ciudad. Como ha salido el sol y seguimos queriendo hacer nuestra excursión en helicoptero, preguntamos en el Visitor Centre y vamos a preguntar a los chicos que hacen los vuelos en helicóptero. Por el módico precio de 690$NZD cada uno, nos dan una vuelta sobre los glaciares... Somos incapaces de gastarnos ese dineral, así que decidimos esperar a otro día a ver si encontramos (o nos encuentra) algo!
Camino a Haast Aún tenemos un par de horas hasta Haast, asi que vamos a disfrutar de un camino que comienza con las vistas de un lago increíble (como todos...) y con la carretera bordeando la costa, con ese mar de Tazmania revuelto que estamos viendo estos días. Paramos a ver el lago Paringa, que tiene un color una transparencia totalmente diferente a los lagos de la isla norte. Los lagos de la isla sur son azules, transparentes y hasta tienen oleaje. Con el disgusto de no hacer la excursión se nos olvida que queríamos ver el lago Matheson, el lago espejo que refleja en sus aguas las montañas de los Alpes del Sur. Nos damos cuenta ya tarde y decidimos no volver atrás. Seguro que, con la suerte que tenemos hoy, no espejo ni nada. Hacemos otra parada en el mirador Knight's Point, localizado en un saliente de la costa y en el que constatamos la energía del mar y el viento que hace.
Fox Glacier Hay guías que dicen que el tiempo en el Franz Joseph y en el Fox es distinto, y otros que opinan que es el mismo... esta vez tienen razón los segundos. Esos nubarrones y niebla son exactamente iguales que en el anterior. Bueno, ya que estamos aquí, vamos a acercamos a ver el Fox Glacier. Que dentro de unos años ni se podrá ver desde los miradores de la velocidad de retroceso que lleva. Hacemos el paseo de una horita para verlo y comenzamos a ver helicópteros sobrevolándonos! Venga, vamos a probar suerte! Bajamos a la ciudad y preguntamos por los helis que había y si van a hacer más tours: no hemos visto que esos rayos de sol habían sido una ilusión y los nubarrones habían vuelto, además de que había empezado a llover. En fin, que nos vamos de la zona de los glaciares sin nuestra excursión en helicóptero. Espero que nos devuelvan el dinero con el papel que nos han dado los guías.
Franz Joseph Glacier ¡¿¡¿¡¿ Cómooooo ?!?!?! Que ni va a salir ningún helicóptero hoy????? Pero si son las 10am! Seguro que van yéndose esos nubarrones y dejan paso a un sol radiante... Qué bajón! Pero no nos rendimos. Vamos a dar una vuelta y ver el glaciar y luego volvemos a preguntar... Son las 12.30, nos hemos recorrido la ciudad entera, hemos visto el glaciar y hasta hemos comido! Y esa niebla sigue agarrada al valle del glaciar. Nuestro gozo en un pozo. Decidimos probar suerte en el Fox Glacier. Adiós Franz Joseph y nuestra oportunidad de hacer un trekking sobre un glaciar...
Hokitika-Franz Joseph Glacier Tenemos casi 2h de viaje hasta Franz Joseph y nuestra reserva es a las 11am, así que a las 8am ponemos rumbo a los glaciares! Tenemos contratada una excursión de 5h en la que sobrevuelas el glaciar Franz Joseph, aterriza sobre él, haces un trekking con crampones y demás equipo por el glaciar y acabas en las Hot Pools de la ciudad. Una excursión redonda! Vamos atravesando pueblos/ciudades. Y seguimos con la ruta de las ciudades de la carrera del oro. Esta vez se trata de "Ross, the Gold Town". Con ese nombre puedes imaginarte el mercado del oro de Dubai, pero nada más lejos: cuatro casas desperdigadas y los servicios justos. Eso sí, como todas las ciudades de NZ, bien de moteles por todos lados!

1 October 2017

Sunset Point Apartments No encontramos por ningún lado el cartel de los apartamentos, recorremos calle arriba y calle abajo y nada... Al final decidimos llamar a la puerta de la dirección que pone en booking: beach street 5. Cómo explicar este alojamiento! En vez de booking debería estar en airbnb, ya que de trata de un apartamento que hizo el dueño encima de su garaje, donde viven sus hijas cuando van a la ciudad. El dueño es muy majo, pero todo huele muchísimo a especias y sopa de sobre. Y cuando digo todo, es todo, hasta las toallas... El sitio es un apartamento apañado con un único calefactor en la zona del salón. Nos deja todo lo necesario para un desayuno rico y hablamos un rato con él. Está preocupado por Cataluña, que sale todos los días en las noticias del país 😮 Nos recomienda un par de sitios para cenar y seguimos su recomendación. A dormir, que mañana madrugamos para hacer un trekking por los glaciares y montar en helicopterooooo 🚁
Hokitika A ver, cómo describir Hokotika un domingo por la tarde... "Ciudad fantasma" podría ser una buena etiqueta. Hokitika se encuentra en la zona fuente de la greenstone, la piedra sagrada de los maoríes, por lo que la ciudad está llena de tiendas, talleres de tallado de esta piedra, centro de interpretación de esta piedra... todo cerrado por supuesto. Por otro lado, supongo que en verano es una ciudad de playa, aunque dudo que se bañen en este mar ni se tumben en la arena grisácea de sus costas. Habíamos leído maravillas de la ciudad, pero al ser domingo y hacer viento, está bastante muerta. Nos recomiendan que cenemos en Stumpers, el primer sitio donde seremos conscientes de lo caro que es NZ. Eso sí, nos comemos un salmón que se nos saltan las lágrimas, y un plato de cordero especiado riquísimo, además de tomarnos nuestras primeras pintas de cerveza neozelandesa. 😋
Dorothy falls. Lago Kaniere Siguiente parada: la cascada Dorothy. No es la más alta ni la más ancha que hemos visto, pero tiene su encanto. Y alimenta de agua al lago Kaniere. No he dicho que los lagos de NZ son espectaculares. Como sus playas no creo que sean lo más útil del mundo, hacen mucha vida en torno a sus lagos: ciudades de vacaciones con todo tipo de actividades acuáticas, un montón de senderos para los más andarines y bicicleteros, y unos miradores y merenderos supercuidados. Paseando alrededor del lago nos encontramos este banco rodeado de agua por todos lados, pero teníamos que probar la sensación de estar sentados en él mirando el reflejo del sol en las aguas del lago. Qué paz!
Hokitika Gorge Swingbridge Como es todavía pronto, decidimos ver un par de puntos destacados en los alrededores de Hokitika. Vemos una costumbre de llamar a las ciudades como los ríos que las cruzan (o viceversa ..), de manera que se puede suponer que el río Hokitika es el que cruza la ciudad de Hokitika. Se trata de un río de color azul lechoso, debido a la composición de la rocas de su lecho y a que lleva agua de deshielo de glaciares. Es un color espectacular. Tras un paseíto por el bosque, llegamos a un puente colgante que cruza el río. Es el famoso swingbridge y merece la pena una visita. Seguimos andando un poquito y hay un trail que da la vuelta al río y que nos dicen que está muy bien, pero lleno de mosquitos!
Punakaiki-Hokitika Durante el camino seguimos encontrando verde y más verde (y que no me canso de este color, oiga). "Ciudades" organizadas a lo largo de la carretera principal, con sus edificaciones que parecen temporales y todo con un aire tan de decorado de película. Y llegamos a Greymouth, una de las ciudades clave en la carrera del oro. Con una estación de tren antigua y con encanto que sigue funcionando y sus hoteles e industria también con ese aire de ciudad de buscadores de oro. Paramos a hacer compra de desayuno y sándwiches y seguimos rumbo Hokotika, que hemos leído que es una ciudad con bastante vidilla.
Pancake rocks En Punakaiki hacemos una parada para ver los pancake rocks y blowholes. No dejan de ser unas rocas formadas por varias capas superhorizontales de calcita/dolomita que tienen forma como de torre de tortitas, de ahí su nombre. Respecto a los blowholes, son esos agujeros en las rocas por los que entra agua con la energía de las olas y sube hacia arriba mostrando una especie de geyser. Mala suerte, por muy revuelto que esté hoy el mar, parece que no nos va a representar su espectáculo. De todos modos, pancake rocks bien merece una parada en el camino!
Westport-Punakaiki
Cape Foulwind Se encuentra cerca de Westport. Aparcas el coche en el parking y das un paseíto por el borde de la costa hasta llegar a la colonia de focas que habitan en el cabo. Hay un montón de focas! Foquitas pequeñas amamantándose, otras dándose un chapuzón en las pozas que se forman entre las rocas, otras jugando y, las más grandes, durmiendo la siesta sobre las rocas calientes. Se supone que también hay unos cuantos pingüinos azules, pero que están desapareciendo porque se los comen los perros de los locales 😢 Aquí es el primer sitio donde vemos la que denominaremos gallina-kiwi. Una especie autóctona de gallinacea pero sin alas y con las patas fuertes como los kiwis, además su plumaje es marrón similar al del icono del país.
Picton-Westport Atravesamos la isla por su interior rumbo a la Costa Oeste, zona minera llena de antiguas minas de oro, fuente de jade verde (greenstone, la piedra sagrada de los maoríes) y actualmente minería del carbón. El trayecto son casi 4h por carreteras que se estrechan en puentes de un único carril, campos verdes (había dicho que todo aquí es verde?) Con sus ovejas y corderitos, vacas y sus terneritos, caballos y, de nuevo, llamas blancas! No llegamos a entrar a Westport porque lo que realmente nos interesa es Cape Foulwind, un cabo con miradores y una colonia de focas.

30 September 2017

Picton Gateway Motel
Picton Son las 19:00 y ya hemos llegado a Picton después del trayecto sentados en primera fila del lounge del ferry viendo la entrada por el fiordo que, no será el más bonito de NZ, pero es un aentrada espectacular para empezar la aventura por la isla Sur! Nos alojamos en Picton para no seguir conduciendo más horas, pensando que sería una ciudad de puerto/industria, y nos ha sorprendido gratamente. Tiene un paseo marítimo muy cuidado, una Marina llena de yates de particulares, las casas no tienen ese aire "temporal" sino que parece que las hacen permanentes (usando ladrillo por fin), y tiene edificios Art Deco que se contraponen con las típicas construcciones kiwis. Están construyendo una biblioteca mezclando arquitectura actual con maorí que, cuando la acaben, va a quedar muy original. Compramos cena en un takeaway y cenamos en la terracita del motel, que es muy apañada, con vistas al puente "elevado" que separa la Marina del puerto.
Wellington No tenemos mucho tiempo para ver Wellington, la capital política y cultural de NZ, pero lo aprovechamos bien antes de coger el ferry. Además de ver el hotel Intercontinental varias veces y sentirnos como en casa (💅🎩), hemos podido ver varios puntos icónicos de la ciudad: - Beehive: icono del Art Deco de la ciudad. - El Parlamento y su biblioteca. - St Paul: la catedral de Wellington, terminada hacia 1995 en hormigón. En fin, las he visto más bonitas... 😒 - Old St Paul: Es la antigua iglesia de St Paul. Construida en madera y de estilo neo gótico. Queríamos verla porque es curioso que exista ese estilo en las Antípodas. Pero nuestro gozo en un pozo al ver que la habían cerrado porque había boda kiwi... justo el rato que íbamos a pasar en la ciudad. Qué mala suerte! 😭 - Cuba St: es una calle peatonal en el centro de la ciudad donde se mezclan los músicos callejeros, turistas, locales, y toda la vidilla de la ciudad.
Turangi-Wellington 4 horas de camino tenemos hasta llegar a Wellington para coger el ferry que nos llevará a la isla sur. Siguen encantándome todas esa colinas salpicadas de ovejas con sus corderos chiquititos, tranquilos por el campo, las vacas y las llamas. Pasamos por varias poblaciones, pero hay un par que nos llaman la atención: - Tahiape. A pesar de ser como todos los núcleos urbanos que estamos viendo, los edificios son muy monos. Parece un decorado de película. - Bulls. Un toro nos da la bienvenida a la ciudad. Todo está relacionado con toros y es curioso. Además tiene un punto colonial e incluso tienen tienda de antigüedades francesas 😮

29 September 2017

A las 8:30 estamos como clavos (y vestidos con toda la ropa invernal que tenemos) en el i-Site para que nos cuenten sobre el tiempo y los trekking en el Parque Nacional Tongariro. No tienen ni idea. Nos dicen que vayamos al Visitor Center de Whakapapa, así que ponemos rumbo al Tongariro. De camino sólo se ve niebla, entendemos perfectamente por qué eligieron este Parque Nacional cuando emsaron en Mordor... En el centro nos dicen que para hacer el Tongariro Crossing Alpine hay que ir con crampones y que en el Red Cráter hay -8°. Así que nos recomiendan otro trekking de 17km a menos altitud para ver los Tama Lakes, dos cráteres inundados que ahora son dos lagos enormes. El día empieza llovizneando y vamos felices hacia los lagos, pero una vez arriba, lluvia, niebla, viento... y no se ve ni un lago! Madre mía, qué malo hace!!! Calados y sin haber conseguido ver los cráteres por la niebla, nos desviamos para ver las Taranaki Falls, una cascada muy mona que nos alegró la vuelta.

28 September 2017

Turangi Bridge Motel Llegamos prontito a nuestro siguiente alojamiento, un motel típico para amantes de la pesca de la trucha, ya que se encuentra frente al río donde más concentración de truchas debe de haber por la zona. Son unas cabañas (también prefabricadas) que están muy bien. Como ha salido el solete, nos apetece tomarnos y té en el verde de fuera, así disfrutamos un ratito de relax antes de ir al punto de información para que nos cuenten sobre el Tongariro Cross Alpine, el trekking de un día más famoso del país y, dicen, el mejor del mundo. Llegamos al i-Site a las 16:05 y, oh, sorpresa, cierran a las 16:00!! Así que mañana a primera hora estamos aquí para que nos cuenten. Nos tememos que no vamos a poder hacer la ruta completa porque hay -6 grados en el Red Cráter, además de previsión de lluvia... Pues a ver qué hacemos mañana en este pueblo muerto! O hacemos algún trekking más cortito y menos alto, o nos tendremos que dar a algun deporte de aventura!
Taupo comiendo un fish&chips Resulta que una de las comidas típicas de NZ es el Fish&Chips, así que no podíamos esperar a probar uno. Además, lo decidimos en Taupo, ciudad famosa por estar frente al Taupo Lake, un lago de unos 50km de largo, lugar de vacaciones de la gente local y famoso por su pescado fresco! Vamos a The FishBox y pedimos eso mismo, una box de fish. Como en el local no hay sitio para comer decidimos ir a un merendero a la.orilla del lago, y allí, rodeados de patos y cisnes negros, damos buena cuenta de nuestra comida y nos relajamos con las espectaculares vistas. Me sorprende el rebozado, esta muy rico! Aunque horas después todavía no se ha digerido... Comida ligerita!
Huka Falls. Salimos de Wai-O-Tapu rumbo a Taupo y a medio camino vemos un cartel que indica las Huka Falls. Decidimos desviarnos y visitarlas. Impresionante! No son unas cataratas altas ni son las más bonitas, pero sí que se trata del cauce con más energía que he visto en mi vida.
Wai-O-Tapu. No podíamos perdernos el área geotermal más chula de NZ. Así que a las 10am estábamos comprando las entradas para poder ver a las 10:15 la erupción del geyser Lady Knox. Se trata de una erupción controlada a modo de show, pero que permite ver el proceso que lleva un geyser. Después vamos a hacer el circuito por el área geotermal, donde pasamos 1.5h viendo los diferentes cráteres formados por diferentes erupciones. Se trata de una gran caldera llena de cráteres de colores debido a los diferentes minerales. Es como estar en otro planeta. Un paisaje lunar de colores y olor a huevos. Parece mentira que esto esté rodeado de verdes colinas con ovejas. Las tres rutas (roja, naranja y amarilla) se recorren en hora y media a ritmo tranquilo y parando a hacer fotitos. De momento el tiempo nos está respetando y solo llueve cuando estamos en los alojamientos o en el coche 🍀 Precio: 65$NZ por los dos

27 September 2017

Brylin Motel (Rotorua) Nos da la bienvenida una chica asiática muy maja. Resulta que nos han hecho un upgrade de habitación por estar de Honeymoon y nos han dado una habitación con bañera de hidromasaje. La habitación está fría, así que nos dejan un calefactor adicional y estamos en la gloria. Tenemos tanto sueño después de todo el día, del baño en el spa y de nuestra cena Thai, que "ni bañera ni bañero". A dormir! No hemos llegado a hacer el sendero iluminado del Redwood, que nos apetecía. Pero entre el sueño y mi dolor de garganta, hemos tenido que desistir. 😭
Polinesian Spa. Y después de pasar casi 3h por Te Puia, llega el momento del relax. También dudábamos sobre qué punto geotermal de relax elegir, pero la chica del hotel nos lo dejó claro: -Hells Gate tienen piscina de barro, pero muy pequeña y no merece la pena. -QE Health para masajes y tratamientos. -Polinesian Spa: el mejor spa del país. Pues ale, al Polinesian! Elegimos la opción de Adult Pools, que incluye varias piscinas diferentes (unas más ácidas, otras alcalinas, otras con diferentes elementos..) pero todas calentitas! Que gustazo! Podíamos haber escogido piscinas privadas pero la verdad es que no hay casi gente y estamos solos en las piscinas. Un lujo! Parece que estamos reproduciendo nuestro viaje a Islandia, je je. Precio: 29$NZ/pers
Decidimos comer algo de comida local y en tripadvisor ponen muy bien el KIWI KAI, y baratito, así que allá vamos. Probamos el Hangi vegetal, una mezcla de col, patata dulce, patata normal, y algo más, todo hervido. Menos mal que pedimos un muffin ham (un bollito muy rico de jamón, huevo y queso) y nos llenó algo el estómago. Si los maories comen a menudo Hangi, no sé cómo pueden estar tan tremendos...
Te Puia 2 Cómo sólo me deja colgar 10 fotos, añado otras 10 más aquí. 😉
Te Puia. Venir a Rotorua y no adentrarse en la cultura maorí es como ir a Barcelona y no ir a ver la Sagrada Familia, aunque sea por fuera. Estábamos dudando entre Whakarewarewa y Te Puia, pero la chica del hotel nos recomienda el segundo porque es más completo y la verdad es que no decepciona. Te Puia se trata de un complejo geotermal del valle Te Whakarewarewa (/fakarivariva/) donde se mezclan las increíbles fuerzas de la naturaleza, con la arquitectura maorí y una escuela de talla de madera. Dicho así, no parece gran cosa, pero sorprende! Una guía maorí con sangre escocesa nos da la bienvenida (Kia Ora) y nos explica los puntos importantes del complejo. Comienza nombrando a sus dioses y guardianes, representados en totems, nos habla de la cultura maorí y de la actividad geotermal de la zona. Y hasta podemos ver un kiwi! Son las 15:15 y resulta que es la hora de Haka, el baile postural típico maorí. Parece que estamos ante el equipo neozelandes de rugby antes de un partido!
Waitomo-rotorua El camino no es muy largo, pero confirmamos un dato importante: todas las carreteras de este país están en obras. Todas! Seguimos en la Tierra Media, todo verde y lleno de animalillos. Los centros urbanos son manzanas con locales comerciales de planta baja, y la gente vive en casitas prefabricadas en las afueras. No hay edificios de más de una altura ni viviendas en el Town Centre. En general es así lo que estamos viendo. Mi garganta comienza a doler y ya me veo lo que es: faringitis. A ver si se va pasando o visito a algún médico de la zona.

26 September 2017

Waitomo Golfstays B&B. Tras un largo viaje, unas horas en coche y haber vivido la experiencia de ver los glowworms, estamos rendidos y necesitamos descansar. Pam nos espera en su B&B para darnos la enhorabuena por nuestro enlace y decirnos que nos ha hecho una mejor de habitación y nos ha dejado un vino de la zona para que disfrutemos de nuestra honeymoon. Qué majos los neozelandeses! Se trata de un módulo hecho de bloques de hormigón, como casi todas las construcciones que iremos viendo, y nos trae otro calefactor para que la habitación entre en calor. Cenamos cosillas que hemos comprado en el super y nos metemos en la cama (por fin vamos a dormir en horizontal!) con muchas horas por delante para disfrutar de un sueño reparador. Para la mañana siguiente, Pam nos había dejado fruta, yogures, zumo, tostadas, café, cereales, y todo tipo de toppings para las tostadas. Venga, desayunamos fuerte y rumbo a Rotorua!
Antes de hacer check-in, nos dirigimos a las cuevas a probar suerte. "Lo sentimos, está fully booked hasta mañana". Así que pillamos entradas para mañana a primera hora y listo De todos modos, probamos suerte con la próxima visita y nos dejan unirnos a ellos con nuestro ticket 👏👏👏 Estuvimos pensando en hacer alguna de las múltiples actividades para recorrer las cuevas de la zona (rafting, donut, rappel,etc) pero tras 23h de viaje y unas horas lloviendo, ponernos un neopreno y calarnos no era opción! Entramos a pie a las cuevas mientras nuestro guía maorí nos da la bienvenida (Kia Ora) y explica cómo se formaron las cuevas. Pasamos varios tramos y llegamos a cavernas de hasta 44 m de altura. En una de ellas, llamada La Catedral, nuestro guía nos canta una canción en medio del silencio y crea una sensación de paz absoluta. De ahí a una barquita y a ver la sorpresa de las cuevas: pequeñas larvas luminiscentes que inundan los techos como constelaciones!! Impresionante! 😍
¡Qué preciosidad de paisaje! ¡En este país podrían exportar el color verde! Aunque claro, después de ver cómo llueve, lo entendemos perfectamente. Son todo colinas llenas de prados con sus vacas felices, sus ovejas gorditas y ¡hasta llamas! Pasando por algún campo con avestruces... Tras unas 2 horas conduciendo decidimos parar a hacer compra en el supermercado para tener desayuno para todos los días, ya que todos los alojamientos que hemos reservado son como miniapartamentos. Y viendo la cantidad de vacas de la zona, seguro que hay leche rica para nuestro café. 😋
Son las 10:05am del 26/09 y ¡por fin estamos en Auckland! Han sido unas 23h de viaje que seguro que merecerán la pena. Tras pasar el control de pasaportes y declarar hasta las galletas que llevamos en la mochila, ¡comienza nuestra aventura! Nueva Zelanda nos espera para pasar 11 días non-stop! Alquilamos nuestro coche online con EZI, y empezamos nuestra ruta de upgrades. Nos dan un cochazo, pero la cosa se las trae: es automático y con el volante a la derecha 😨 Gracias a llevar los mapas cargados en CityMaps2Go, llegamos perfectamente a nuestro siguiente destino: Waitomo Glowworm Caves.